Prefácio

Autor:Francisco José Trillo Párraga
Ocupação do Autor:Profesor Contratado Doctor de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la UCLM - Universidad de Castilla-La Mancha
Páginas:15-17
 
TRECHO GRÁTIS

Page 15

Desde los orígenes del capitalismo, el tiempo de trabajo ha sido uno de los institutos jurídicos más estudiados por los juristas del trabajo. Pese a ello, los trabajos doctrinales en la materia no han sido capaces de abarcar la profundidad e importancia de esta condición de trabajo. Se hubiera requerido para ello un estudio enciclopédico que incorporase las mil caras del tiempo de trabajo.

Esta variedad de intereses y necesidades aglutinados en torno al tiempo de trabajo complejiza la normativización del tiempo de trabajo en el marco de una relación obligatoria caracterizada por el intercambio de tiempo por salario. Bajo este esquema patrimonialista se han pretendido vertebrar las sociedades que adoptan como marco político y económico la fórmula de la "economía de mercado". En este contexto, la creación del conjunto de normas que ordenan las relaciones laborales, así como el discurso jurídico hegemónico han autorizado la apropiación por el capitalista de una parte significativa del tiempo de vida de los trabajadores, quienes se colocan así en una relación de subalternidad social, económica, cultural y, por tanto, política.

La legalización de esta apropiación de parte importante de la vida de los trabajadores repercute en la entera sociedad a través de la consolidación de unos principios y valores atravesados por las relaciones de dominación de unos frente a otros. Repárese en que la mayor parte de los conflictos que se dirimen en la materia guardan relación, en última instancia, con la propiedad y el modo de uso del tiempo de trabajo. Por tanto, de la propiedad y uso del tiempo de vida de las personas que trabajan.

La opción por un determinado modelo de regulación del tiempo de trabajo alberga la potencialidad, pues, de conformar los principios y valores de una entera sociedad. Así, asistimos, al día de hoy, a regulaciones en la materia donde se legalizan jornadas extenuantes de trabajo que condicionan y limitan el libre desarrollo de la personalidad de los trabajadores, además de poner en riesgo grave la integridad física y psicológica de aquéllos. En definitiva, se preferencian los tiempos de vida que tienen lugar en el mercado frente a aquellos otros socialmente necesarios, aunque menospreciados por aquel orden de valores que, en no pocos casos, pone fin a la propia vida de los trabajadores.

Estudiar el "tiempo de trabajo" implica, entonces, reflexionar sobre los valores y principios políticos que una determinada sociedad...

Para continuar a ler

PEÇA SUA AVALIAÇÃO