Bases neuronales de la moralidad humana: un estado de la cuestión y propuesta teórica para el Derecho

Autor:Aníbal Monasterio Astobiza
Páginas:34-61
 
TRECHO GRÁTIS
Bases neuronales de la moralidad humana:
un estado de la cuestión y propuesta
teórica para el Derecho
Neural basis of human morality: state of the art and a
theoretical proposal for Law
Aníbal Monasterio Astobiza*
University of the Basque Country (UPV/EHU), País Basco
1. Introducción: Moral y cerebro en la antigüedad, época moderna y
actual neurociencia
Durante las últimas décadas se han producido grandes avances en el estu-
dio e investigación del cerebro humano que han permitido entender mejor
las bases neuronales de la experiencia y la conducta moral.1 Bajo la premi-
sa de ver a la moralidad como un fenómeno eminentemente natural - un
producto de la evolución - la neurociencia ha revelado desde un punto de
vista estructural, así como funcional, múltiples áreas y circuitos cerebrales
asociados con la toma de decisiones y razonamiento moral.2
El estudio de las bases neuronales de la moral no se ha de ver como un
ejercicio de “cientificismo” o “reduccionismo”, sino como un paso lógico
en el reconocimiento de que es gracias al cerebro, a un órgano de casi dos
kilos de peso, por el cual tenemos “vida mental” y expresamos cualquier
tipo de conducta. En palabras de Francis Crick:
* Doutor em Ciência Cognitiva e Humanidades pela University of the Basque Country e mestre em Psicolo-
gia Social pela mesma universidade.
1 Decety y Wheatley 2015; Liao 2016.
2 Moll, Zahn, de Oliveira-Souza, Krueger y Grafman 2005.
Direito, Estado e Sociedade n.54 p. 34 a 61 jan/jun 2019
06_PUC_Revista_Direito_54_fm.indd 34 05/07/2019 13:39
35
Direito, Estado e Sociedade n. 54 jan/jun 2019
Bases neuronales de la moralidad humana: un estado de
la cuestión y propuesta teórica para el Derecho
tú, tus alegrías y tus penas, tus recuerdos y tus ambiciones, tu sentido de iden-
tidad personal y de libre albedrío, de hecho no son más que el comportamiento
de un vasto ensamblaje de células nerviosas y sus moléculas asociadas.3
En definitiva, el cerebro está detrás de cualquier faceta de nuestra exis-
tencia.
La moral es uno de los rasgos esenciales del ser humano. Una de las
características que, junto al bipedalismo, la búsqueda de la trascendencia
(espiritualidad) o estética nos hace humanos. Si asumimos que el cerebro
está detrás de cualquier faceta de nuestra existencia, es un paso lógico y
natural esperar encontrar respuestas en el cerebro ante preguntas sobe la
naturaleza, práctica y fiabilidad de nuestros juicios morales.
De hecho, para muchos investigadores la moral se ha de transformar
en “un problema de la biología del cerebro”.4 E. O. Wilson una vez dijo
algo incluso mucho más radical al expresar la tesis de que la moral y la
ética debe asimilarse por completo a la ciencia.5 De acuerdo con Wilson la
ética debe biologizarse.
De interés tanto para la neurociencia de la moral como para un enfoque
más apriorístico y normativo es conocer qué diferencia a los juicios mora-
les de los juicios no-morales,6 si la moral surge de un proceso deliberativo
o emerge de las emociones,7 si los juicios morales son intrínsecamente
motivantes… etc.
Estas y otras muchas cuestiones forman parte de la reciente investi-
gación en neurociencia moral y al mismo tiempo hunden sus raíces en
las persistentes preocupaciones de filósofos y filósofas, teólogos y otros
autores que a lo largo de la historia intelectual han buscado conocer la
naturaleza de la moral y la ética.
Aunque pueda parecer que la neurociencia moral es un campo de es-
tudio reciente, un gran número de científicos-médicos de los siglos XVIII y
XIX han intentado localizar el “sentido moral” en el cerebro teniendo como
experimentos naturales casos de psicopatología desarrollada y sociopatía
3 1994, pág. 3.
4 Tancredi 2005, pág. X.
5 Wilson, 1975, pág. 3
6 Hare, 1981.
7 Haidt, 2001.
06_PUC_Revista_Direito_54_fm.indd 35 05/07/2019 13:39

Para continuar a ler

PEÇA SUA AVALIAÇÃO